Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Administración de Condominios SAGA Problemas en tu condominio.Que no sea una agonía el vivir en condominio.

Crónica de un Administrador de Condominios

José Reyes Zúñiga

CRÓNICA DE UN ADMINISTRADOR

 Por. José Reyes Zúñiga

 22 años han pasado para entender el sentir de los condóminos de México. 22 años llevamos en la empresa de administración de edificios y conjuntos sujetos a régimen de propiedad en condominio y vaya que fue una larga etapa en la que los sinsabores y angustias superaron por mucho a las satisfacciones personales y económicas.  Ese amargo período terminó cuando un buen día nos dijimos "ya no más". 

¿CONDÓMINO YO?

 Como conclusión en estos años, podemos asegurar que en los condominios, en la práctica se da un fenómeno que tiene varias facetas para su análisis.  La primera es el hecho de que aún existe en nuestro país una falta de cultura para vivir ordenadamente en comunidad, sin importar el nivel socio económico del condominio que se trate.  A muchas personas les cuesta trabajo entender la simple regla de que su derecho termina donde comienza el de otro. Difícilmente comprenden su posición de copropietarios de las p

partes comunes del edificio, y que forman parte de una Asamblea que debe tomar decisiones que obligan a todos los condóminos.  Algunos, en ocasiones hasta con violencia, quieren imponer su punto de vista y disponer lo que a ellos les parece correcto.  Si no les agradan las decisiones tomadas en conjunto, pues simplemente las ignoran o "castigan" al administrador y al resto de sus vecinos, dejando de pagar la cuota de mantenimiento que les corresponde.

¿Condómino yo? Como diría una gran periodista urbana: “aquí nos tocó vivir”

 

“¡Se hace lo que digo… para eso pago!”

 Parece increíble que quienes rompen, en cualquier sentido, con la armonía de la comunidad en la que viven, no alcancen a entender que todo lo que hacen de forma negativa, finalmente repercute en el valor y plusvalía de su propia casa o departamento.  De poco sirve tener las áreas de propiedad exclusiva como "tacita de té" si las áreas comunes del condominio son una verdadera pocilga.  Nadie querrá comprar un precioso departamento, que para acceder al mismo se deba tomar un elevador que no funciona, o circular por pasillos y escaleras llenos de basura y "triques".

¿Falta una Ley práctica?

Aunque existen ordenamientos legales que debieran regir la vida en condominio, las leyes de la materia como la aplicable para el régimen de condominio, resulta muy poco práctica en su aplicación.  Si bien existe una Procuraduría Social, (caso DF.) la misma Instancia, que debiera ser un órgano con capacidad de sancionar a los incumplidos, opera en la práctica como un simple mediador o amigable componedor en el caso de conflictos.  Le faltan "dientes" para poder imponer multas y castigos, y para luego poderlos hacer efectivos.

 

¿Administradores Gandallas?

Sería un error no mencionar el otro extremo, el de los administradores de mala fe que abusan de su posición en todos sentidos. Lo mismo obtienen prebendas y trato preferencial del personal que labora para el condominio, que llegan a defraudar descaradamente para lograr beneficios económicos más allá de lo que legítimamente podría corresponderles. O bien en el caso de que contraten a un supuesto administrador externo, las cosas no cambian mucho, debido a la misma incapacidad de ese administrador que resulta improvisado. 

¿La primera dama?             

 Sucede que muchos condominios se manejan en base a una auto-administración, la función la cubre uno mismo de los habitantes del edificio, y en la práctica, la falta de conocimientos y experiencia de quien lo realiza enfrenta tropiezos. No basta entregar estados de cuenta o llevar el control de los gastos, la falta de tiempo para desempeñar el cargo, es un factor que descuida al condominio. Pero resulta grabe cuando estos desempeñan sus funciones sin conocimientos legales, máxime cuando tienen la necesidad de interponer una denuncia, y cuando lo hacen en instancia conciliatoria, surgen las represalias, enfrentan mil cosas por señalar al infractor que incumplió y la mayoría de las veces, hasta repercute en su vida familiar y en sus bienes muebles… 

 “¿Pagar una administración externa? ¿Para qué?

¡QUE LO HAGA DOÑA CHOLE!”

En pocos casos los condóminos están dispuestos a pagar lo justo a un verdadero experto profesional en la materia por el incremento que ello representaría en el presupuesto del edificio y por tanto en las cuotas de mantenimiento. Por ésta última razón es que los administradores más serios e importantes están manejando casi en forma exclusiva condominios de oficinas y centros comerciales, y por excepción algunos conjuntos habitacionales de súper lujo. La mayoría de los administradores profesionales, no perciben una remuneración proporcional a la responsabilidad y carga de trabajo que adquieren.

 Pero aquí entre nos, el origen de la problemática está principalmente en los trámites engorrosos y costosos que implica realizar una acción legal en contra de los vecinos patanes, los condóminos quieren acción, pero no pagan los costos que lo anterior implica.

Los condominios corren el riesgo de convertirse en territorios sin ley… todo puede suceder… (Continuará)

 ¿Vives en condominio? ¿Qué opinas al respecto?

Tel. 6590-4048

Comentarios